Las vacaciones y los niños

Cada  vez que empiezan las vacaciones, algunas mamás no saben qué hacer para mantener entretenidos a los niños, a  esos pequeños diablillos del hogar, aquí te daremos algunos tips para mantenerlos siempre ocupados y que no se conviertan en una carga durante estos días.

Las vacaciones son un periodo de tiempo en el cual se libera al cuerpo y a la mente de la rutina diaria de la casa, de la guardería, del trabajo y de las labores cotidianas, por lo que  habrá que hacer pequeños cambios en las actividades a realizar.

No permitas que  los niños duerman mucho más tiempo del que lo hacen diariamente, ya que al volver a la rutina les costará más trabajo adecuarse nuevamente. Una hora más del horario habitual es aconsejable.

  • Igualmente, la hora de acostarse no deberá rebasar con mucho la hora habitual de dormir, solo esporádicamente permite que se desvele un poco más.
  • No abuses de la TV, para mantenerlos ocupados, solo permítele verla en periodos cortos de tiempo. Lo mismo aplica con los juegos de video, hay quienes creen, que así desarrollan habilidades y reflejos. Elige programas y juegos no violentos y que desarrollen habilidades creativas en los niños.
  • Debido a que durante las vacaciones no se tendrá tiempo para hacer labores escolares, enséñale a dejar terminadas sus tareas y trabajos del colegio, antes de iniciar las vacaciones, así también cultivarás la responsabilidad en tu hijo y no estarán apurados poco tiempo antes de entrar nuevamente a la escuela.
  • No trates de entretenerlos solo con actividades escolares, durante las vacaciones, recuerda que es un periodo de romper la rutina, haz que recuerde y repasen el conocimiento de la escuela, con actividades y juegos muy entretenidos. Entre los que te recomendamos: “cálculo mental”, “basta”, “la papa caliente”, “sudokus” o “crucigramas”, hazlo en forma de competencias con niños de su misma edad e incluso con adultos, así activaras su competitividad.
  • No recomendamos llevar a tu hijo a tu centro de trabajo, se aburrirá rápidamente y será más difícil hacer tus actividades laborales, si es posible inscríbelo a cursos deportivos o artísticos, durante las vacaciones. SI tienes hijos mayores  deja a los más pequeños a su cuidado.
  • Si vives en un sitio donde no haya playas o ríos, puedes planificar una salida a algún balneario,  bosque, o a algún centro comercial, donde puedan realizar actividades recreativas sin tanto gasto. Si no puedes sacarlos fuera de casa, compra una piscina inflable y ahí pueden jugar bajo la supervisión de un adulto.
  • Si decides salir a la playa o algún sitio donde tú y los niños se expongan a al sol, no olvides proteger su piel del sol con un buen bloqueador solar. Los diseñados para niños funcionan muy bien para toda la familia.
  • Si sales a un sitio al descubierto o caluroso, puede haber mosquitos, evita las picaduras de insectos  con  un buen producto repelente de insectos; y si les pica aplica una crema o pomada a base de oxido de zinc,  para disminuir las molestias, de ardor, comezón y de las ronchitas.
  • Los niños que usan pañal, son más propensos a rozarse durante las vacaciones, por lo que también empaca una pomada o crema a base de oxido de zinc , para usarse en cada cambio de pañal.
  • En la medida de lo posible, haz tus menús de alimentación atractivos y nutritivos, no seas tan permisiva  en la alimentación de tus hijos. Evita los alimentos “chatarras” y aumenta el consumo de verduras, frutas de jugos naturales. Puedes incluir a tus hijos  como tus ayudantes en la preparación de los alimentos. Será muy atractivo para ellos si los incluyes y les das responsabilidades a cada uno.

No hagas de las vacaciones, periodos de descontrol en tu vida diaria, ni de los niños, más bien te servirán para crear un vínculo mayor entre ellos contigo u otros adultos. ¡Felices vacaciones!

facebooktwitter